BLOG

Psicosalud Herrera

Ayuda psicológica: cómo, cuándo y por qué acudir al psicólogo.

por | Jun 7, 2021 | Francisco Javier Quiles | 0 Comentarios

A lo largo del presente post vamos a desmenuzar en qué consiste el trabajo que los psicólogos hacemos con todas aquellas personas que deciden ponerse en nuestras manos para recibir ayuda. Te invitamos a que leas detenidamente todo lo que vas a encontrar en este artículo. En el vamos a explicarte cómo, cuando y por qué acudir al psicólogo, para que de esta forma resuelvas tus dudas y te decidas por recibir ayuda psicológica si te encuentras en algunas de las situaciones que vamos a exponer.

A lo largo de la historia nuestra profesión ha tenido distintas consideraciones, desde el «trabajamos con locos» hasta «el psicólogo es un ser extraño que te analiza todo lo que dices o haces y eso me da vértigo» o «tengo miedo de ir al psicólogo porque no sé qué me va a decir«.

Aún hoy día se representa en los medios de comunicación una imagen de nuestra profesión que se aleja mucho de nuestro verdadero quehacer. El psicólogo es una persona como TÚ, piensa, siente y actúa como uno más. Quizás lo diferencia las herramientas con las que cuenta para mantener un equilibrio tal que le reporte un mayor bienestar. Y trabaja para ti en un contexto natural -despacho y espacios varios- sin unas características que te puedan incomodar (lejos quedaron atrás los usos del diván.

Motivos para ir al psicólogo.

La ayuda psicológica aún sigue recibiendo una consideración especial para los muchos que deciden limitarla o no solicitarla aún teniendo sobrados motivos para hacerlo. Y todo porque siguen existiendo mitos y creencias que les perjudican. Entre ellos se encuentra el de «quién mejor psicólogo que uno mismo; mejor que yo no me conoce nadie«. Si bien de entrada, en una primera visita o encuentro, el psicólogo aún no tiene un conocimiento profundo de la persona a la que presta su ayuda, le bastarán algunos encuentros más para profundizar en la persona y tener las informaciones necesarias para trabajar contigo en pro de tu bienestar.

Otros deciden apoyarse en las personas de confianza, quienes a buen seguro aportarán un apoyo emocional significativo. Sin embargo has de saber que tu gente de confianza -muchos más que los que piensas- se ven en la encrucijada de decir lo que necesitas escuchar o lo que quieres oír. En cambio el psicólogo tomará una postura más objetiva ante ti y expondrá una ayuda más honesta, aunque vaya en contra de tus preferencias. El psicólogo no regala el oído, sino que presta sus conocimientos y experiencia para que los motivos que te llevaron a buscarlo te hagas con su control, y con ello la mejora de tu bienestar.

Algunos de los motivos por los que te debes replantear la busca de una ayuda psicológica son:

Motivos para ir al psicólogo
  • «Tengo dificultades para dormirme, me cuesta mucho coger sueño«, «me despierto en la noche y no me vuelvo a quedar dormido«, «no descanso bien cuando duerme, me despierto muy cansado y con dificultad para afrontar el día a día«.
  • Si el malestar que tienes no logras tenerlo controlado y te invade allá por dónde te mueves (ámbito académico, laboral, familiar, social, ocio, …).
  • Cuando el malestar que sientes se alarga más de lo debido. Debes tomarte este indicativo como señal de que tus propios recursos no te dan para controlar tu afectación.
  • «Me cuesta mucho trabajo disfrutar de lo que siempre me aportó mucho«. ¿A qué es debido? Probablemente existan conflictos conscientes o no que te están restando tu capacidad de disfrute.
  • «El apetito, tanto sexual como alimenticio, lo tengo alterado, no me reconozco«. Tanto la alimentación como el sexo cubren algunas de las necesidades básicas; cuando estas están alteradas es porque algo no marcha bien. ¡Busca la ayuda que te permita encontrar qué ocurre!.
  • ¿Han cambiado algunos de tus hábitos: ahora bebes más, fumas, usas la droga, tienes compras compulsivas, etc.?
  • ¿Te encuentras insatisfecho con tu vida y no encuentras el sentido a esta vida?.
  • Si tu ánimo se ve muy disminuido en comparación con otros momentos de tu vida.
  • Si pasas gran parte del día enrolado en tus pensamientos y/o preocupaciones.
  • Etc.

¿En qué consiste la ayuda psicológica?

Son varias las dudas que las personas tienen cuando acuden por primera vez a recibir ayuda psicológica. Desconocen el procedimiento en el que se basan nuestras intervenciones, la duración de los tratamientos, el grado de confidencialidad que se sigue, la participación o no de las personas allegadas a la persona que inicia el tratamiento, qué grado de responsabilidad tienen sobre su propia recuperación, etc. Aclaremos estas y otras dudas.

¿Terapia psicológica o Counseling?

Preferimos usar el término Terapia para referirnos a aquellos procesos de intervención de cierta profundidad con el fin de realizar una reestructuración-reorganización profunda de la persona demandante de la ayuda. Cómo se deja entrever esto implica un proceso más largo y costoso.

Hoy en día la mayoría de las personas solicitan procesos breves de Terapia o Counseling, centrados en la resolución de demandas puntuales, sean de la naturaleza que sean. Teniendo ambos procesos sus ventajas e inconvenientes, es el paciente el que tiene mayor voz para decidir cuándo finalizar la ayuda que solicitó; en bastantes ocasiones esa decisión coincide con la valoración que hace el profesional, aunque en otras no ocurre lo mismo, encontrándonos «recaídas» en periodos cortos de tiempo.

¿Qué actitud ha de tomar el paciente-cliente durante el transcurso de las sesiones?

El paciente-cliente que acude a Consulta se encontrará con un profesional con el que va a mantener un diálogo constante entre ambos en cada una de las sesiones que acuda en su ayuda. Si bien en una primera visita el cliente tiene una mayor participación que el profesional -quien se encargará de recoger toda la información posible del cliente-, en el resto de sesiones la participación de ambos se equilibra.

Rechazamos la adopción de actitudes pasivas por parte del cliente una vez volcó sobre la mesa lo que le motivó acudir a consulta. La participación constante para nosotros resultará clave en la obtención de resultados. Invitamos al paciente a que «confronte» cuanto estime oportuno nuestras intervenciones; ello nos facilitará afinar aún más en las intervenciones que se van realizando. Así pues profesional y cliente están en un mismo plano; de este modo el cliente se sentirá valorado por dar ese «estatus» -a diferencia de lo que puede ocurrir en otras relaciones profesional-cliente-.

Tipos de intervenciones: patologías y entrenamiento en habilidades para tu rol profesional.
Ayuda psicológica: ¿cómo es el trabajo del psicólogo?

Todos los diálogos mantenidos giran en torno a la demanda inicial o posterior que el cliente hace, y se orientan hacia unos objetivos concretos de control del malestar que lo aqueja, potenciación de sus recursos o entrenamiento de habilidades para el profesional que desempeña. Dicho con otras palabras: los pacientes-clientes que nos visitan, si bien en su mayoría acuden para tratar el sufrimiento que les genera daños significativos, no sólo acuden para que intervengamos sobre sus patologías o trastornos, sino que también pueden recibir nuestra ayuda aquellos colectivos que quieren hacer de su mente una herramienta poderosa en pro de la mejora de su rendimiento profesional y/o personal.

Sirva como ejemplo los servicios que prestamos, tal y como se aprecia en esta web, para el colectivo de los Deportistas (entrenadores, directivos, árbitros, padres y los deportistas propiamente dichos) y los Artistas (cantantes, músicos, actores, bailarines, directores…).

«¿Cómo se garantiza la confidencialidad de mis informaciones?»

Todas nuestras actuaciones se realizan siempre en un clima de máxima confidencialidad, tal y como lo exige nuestro Código Deontológico y Profesional, por lo que el cliente debe tener plena confianza y tranquilidad en las informaciones que expone al psicólogo. Incluso aquellas informaciones más sensibles y de un mayor carácter privado/íntimo pueden ser aportadas, pues como en muchas ocasiones comentamos a quienes nos visitan, es difícil «sorprender» a quienes nos dedicamos a la Psicología de manera profesional y contamos con una experiencia significativa.

¿Qué tengo que esperar cuando recibo una ayuda psicológica?

El colectivo de los Psicólogos es uno más de los múltiples que existen orientados a la prestación de servicios centrados en la persona, y como tal se busca generar beneficios en su Salud, en este caso la Mental, que siempre repercutirá sobre su salud Física. La rapidez con la que se encontrarán dichos beneficios va a depender de múltiples factores, como por ejemplo:

  • Complejidad de la demanda.
  • Tiempo esperado en solicitar la ayuda.
  • Implicación del cliente.
  • Perfil de personalidad del cliente.
  • Grado de confianza y/o apertura a recibir ayuda psicológica.
  • Etc.

Nos detendremos en algunas expectativas que de manera errónea se forman y perjudican los procesos psicológicos que se inician cuando nos visitan. La recuperación del paciente o mejora personal no depende única y exclusivamente de tu psicólogo. Él sólo pasa contigo una media de una hora y cuarto a la semana contigo. El resto del tiempo lo pasas sólo ante tu «problema» -sea el que sea-; es por ello por lo que necesitamos contar con tu implicación, así como confianza en las manos de quien te has puesto.

Tener una mente abierta y receptiva nos facilita mucho el trabajo. Ten presente que todo lo que escuchas de tu profesional no sale de la chistera, y sí de una formación amplia y experiencia importante. ¡No existen las soluciones mágicas!. Confianza plena en el trabajo arduo, el que nos acercará a esa recogida de frutos que todos deseamos.

En ocasiones el trabajo desarrollado por los psicólogos se impregna de un tinte poco realista respecto a lo que de él se espera. El trabajo desarrollado por un psicólogo, dependiendo de las demandas que se le solicitan, no generan inmunización de por vida. Las intervenciones que se realizan están centradas en la casuística que le motivó al paciente-cliente solicitar ayuda, pudiendo aparecer en el futuro un malestar o sufrimiento que estará provocado por una situación distinta.

Sirva como ejemplo la persona que pide ayuda para controlar la ansiedad que le provoca la incertidumbre de su relación de pareja o el miedo a la enfermedad y/o muerte. Nuestra intervención está orientada hacia esas situaciones, pero eso no quita que en un futuro pueda volver a sentir ansiedad cuando, por ejemplo, el primero de ellos va conduciendo – a raíz de un temor que se apoderó de él cuando conduce- o la ansiedad que le puede provocar hablar en público al segundo de los casos referidos. Si bien en las 4 situaciones se repite un mismo factor común -la presencia de ansiedad- y existen herramientas comunes para el control de la ansiedad, todas las situaciones guardan poca relación entre sí, por lo que el trabajo que se nos exige es distinto, de ahí que el control de las primeras relaciones no garanticen estar inmunizados de la Ansiedad.

¿Qué psicólogo debo elegir?

Dependiendo de cuál sea tu demanda, busca psicólogos que estén especializados en la materia que te incumbe. Si nos centramos en las demandas más clásicas que son atendidas en el contexto de la Salud Mental Pública o Privada exige que cuente con la habilitación necesaria (en el caso de la privada) para poder ofertar los distintos servicios que se pueden ofrecer.

En el ámbito privado existe el intrusismo y el ejercicio profesional sin contar con la habilitación para poder ejercer como «Psicólogos Generales Sanitarios«. Observa si el psicólogo al que vas acudir cuenta con esta distinción. Si es así adelante, en caso contrario no recomendamos su elección, aunque te pueda atraer sus tarifas. ¡Está incumbiendo una ilegalidad!.

A partir de este requisito básico obligatorio recomendamos que valores el aval de la experiencia que en cualquier profesional de otros ámbitos tendrías en cuenta. El resto de elementos son más subjetivos, nos referimos al estilo que cada profesional usa en su trabajo.

En nuestro caso nos define la claridad, practicidad y estilo directo. Usamos un lenguaje claro que sea comprendido por el solicitante de nuestra ayuda; rehuimos del uso excesivo de tecnicismos y romanticismo para que nuestra ayude resulte lo más práctica posible. Del mismo modo mantenemos una relación profesional con el cliente, esto es, no decimos lo que el cliente quiere escuchar sino lo que necesita oír.

No hay nada más importante que tu SALUD, de su fuente bebe el BIENESTAR. Rehúye de cuantos mitos o falsas creencias existan sobre la Psicología. Es una Ciencia, y como tal aporta el suficiente aval para trabajar sobre tu bienestar de manera segura y eficaz. Eso sí, elige de forma segura, no te la juegues!!!!.

febrero 2023
LMXJVSD
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728 
Recibirás nuestras últimas entradas y consejos sobre psicología

¡Prometemos que nunca enviamos spam o información comercial! Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más información.

Categorías

Gabinete de Psicología presencial y online
¿Dónde estamos?
  • C/San Vicente, nº 25, Herrera (Sevilla), 41567

  • De Lunes a Viernes de 10:00h a 14:00h y de 16:30h a 21:00h.
w
Contáctanos
  • Fco Javier Quiles 617 158 360
  • Maribel Quiles 693 910 531
  • Contactar por email (CLIC AQUÍ)
¡Síguenos en nuestras RRSS!

Centro Autorizado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, nº registro 38791.