BLOG

Psicosalud Herrera

Cambios físicos en la adolescencia

por | Jun 14, 2021 | Maribel Quiles | 0 Comentarios

Adolescencia es sinónimo de cambios físicos, conflictos, discusiones, explosión de emociones, cambios de humor repentinos, etc. Con esta descripción no nos resulta extraño que cuando algún familiar, amigo o compañero nos dice que tiene un hijo/a adolescente lo primero que nos viene a la cabeza sea: «uf, ¿y qué tal está? ¿cómo lo está llevando? ¿os peleáis mucho? mucha paciencia porque no hay quien los entienda «, … ¿por qué genera tanto rechazo la adolescencia a los adultos? ¿por qué está tan demonizada esta etapa del desarrollo de los niñ@s? Es cierto que entender y educar a los adolescentes puede ser difícil en ciertas ocasiones. Pero no olvides que siempre lo hacemos desde nuestra perspectiva sin entender qué está pasando.

Por ello en las próximas líneas vamos a exponer qué ocurre en el interior de los adolescentes para así intentar comprender mejor por qué se comportan de la forma en la que lo hacen. Todo ello con el objetivo de no «castigar» esta etapa y tener una mirada más «justa y real» de la adolescencia.

Cambios físicos en la adolescencia

Con la llegada de la pubertad el cuerpo de los niñ@s experimenta grandes cambios que llevan a la formación de personas adultas tanto física como psicológicamente.

Estos cambios no ocurren de forma lineal ni al mismo ritmo sino que van sucediéndose a lo largo de los años que dura la adolescencia. Por ello es posible distinguir cambios asociados a edades más tempranas y más tardías.

Cambios en el cuerpo

Los cambios físicos que aparecen en esta etapa son notables, visibles y rápidos y afectan a distintas partes del cuerpo. Estos cambios no solo son visibles para los que están a su alrededor sino para ellos también. Los adolescentes son «hiper-conscientes» de su apariencia lo cual les lleva a mirarse con lupa en el espejo y a compararse con sus iguales continuamente (su principal referente en esta edad).

Los cambios son más que conocidos por todos y no es objeto de este post extendernos en ellos, pero cabe mencionar:

  • Aparición de vello en zonas diferentes (cara, zonass genitales, exilas, bigote, ….)
  • Desarrollo del tamaño del pecho.
  • Cambio en el tono de voz.
  • Ensanchamiento de las caderas en las mujeres.
  • Aparición de la menstruación.
  • Desarrollo de la musculatura y de los órganos sexuales.
  • ETC.

Revolución hormonal

Cambios de humor en la adolescencia

¿Cuántas veces hemos escuchado «las hormonas lo/a tienen revolucionado/a»? Y es que los cambios hormonales que aparecen en esta etapa son fundamentales y tienen un fuerte impacto en su cerebro y en su estado de ánimo. Todos estos cambios están preestablecidos genéticamente y son necesarios para el crecimiento y desarrollo normal y natural de los niñ@s.

Toda esta explosión y cambios hormonales son los responsables de gran parte de los cambios físicos que observamos. Así mismo influyen en los cambios del estado de ánimo tan típicos en esta etapa (polaridad extrema de las emociones) y de la volatilidad de sus emociones.

O no es frecuente escuchar a los padres decir: «está como una montaña rusa, o muy contento o muy triste», «cualquiera lo/a entiende, hace nada estaba riéndose a carcajadas y ahora llorando», «o me lo cuenta todo o no abre la boca», etc.

Pero hagamos una reflexión: ¿Cómo responderíamos o actuaríamos cualquiera de nosotros (adultos) que estuviera recibiendo esta «bomba» hormonal?. Salvando las distancias y a modo de ejemplo, podemos imaginar a un adulto que está sometiéndose a un tratamiento de fertilidad los cambios de ánimo que experimenta para entender claramente cómo las hormonas afectan a nuestro estado anímico y de humor.

Cmabios físicos más revolución hormonal nos puede hacer entender mucho mejor el humor que algunas veces manifiestan los adolescentes y que resulta incomprensible.

Cambios Psicológicos en la adolescencia

La adolescencia es una etapa de cambios en todos los niveles no solo físicos sino también psicológicos. Los cambios psicológicos que se producen en esta etapa tiene importantes consecuencias en el comportamiento de éstos. A su vez repercute también a todo su contexto más cercano (familia, amigos, escuela).

Cambios en el cerebro

El cerebro de los adolescentes se encuentra en construcción. Como hemos dicho se trata de una etapa de cambio donde en el cerebro se producen cambios importantes.El lóbulo frontal el cual está encargado de planificar y tomar decisiones no está completamente desarrollado en la adolescencia. Además durante esta etapa se produce un incremento de la dopamina, un neurotransmisor que tiene un papel protagonista en las vías del placer del cerebro. Esto hace que exista un mayor impulso y predisposición a experimentar el placer durante los años adolescentes. Todo ello junto con la inmadurez del lóbulo frontal pueden explicar la mayor impulsividad, la asunción de riesgos y la toma de decisiones inmadura que a menudo observamos en los adolescentes.

Cambios en la forma de pensar

Durante esta etapa los adolescentes aprender a pensar en términos más abstractos a como lo hacían. A partir de esta edad adquieren estrategias para reflexionar sobre situaciones hipotéticas. Es decir, empiezan a ser capaces de imaginar cosas que no están presentes físicamente y no son concretas (pueden pensar sobre cosas que no se pueden ver, ni oir, ni tocar). Esta capacidad va evolucionando conforme avanza la edad y comienza a desarrollarse la conciencia social. Es decir renuncian al egocentrismo típico de los primeros años donde lo más importante es uno mismo, su imagen y sus relaciones con los iguales.

Desarrollo emocional

Durante la adolescencia es bien conocido la búsqueda de identidad y de personalidad que éstos llevan a cabo. Comienzan a buscar otros referentes diferentes a los padres, muestran un menor interés en las actividades paternas y un mayor recelo a la hora de aceptar sus consejos o críticas. Se produce un vacío emocional lo cual puede crear problemas de comportamiento.

Los amigos comienzan a tener un papel esencial en sus vidas y la confianza en los padres comienza a debilitarse. Aunque esta parte es normal y necesaria para el desarrollo muchos padres comienzan a preocuparse por la influencia que éstos empiezan a tener sobre sus hijos. Unido a esto los padres se sienten rechazados al comprobar que pasan menos tiempo con ellos y la confianza depositada empieza a tambalearse.

Muestra de ello (y estamos seguros que muchos de los que estáis leyendo este post podréis identificar) son los comportamientos típicos donde gran parte de ellos se visten de la misma forma, tienen gustos similares y aficiones, se llaman para consultar cualquier pequeña cosa, van a todos lados juntos y si no no van o no hacen algo, etc…

Esa búsqueda de identidad e individualidad en la que se encuentran inmersos junto con la independencia que anhelan pueden generar conflictos familiares. En esta etapa la admiración que sentían por lo padres comienza a desvanecerse. Pasan a buscar referentes fuera del círculo familiar que les proporcionen expriencias diferentes y que les ayuden a construir su propio autoconcepto.

Cambios personales-sociales

Grupo de iguales como referente

Durante esta etapa se produce un cierto vacío emocional que puede llevar a los chicos/as a mostrarse tristes, apáticos o incluso irascibles. Esto puede repercutir en su rendimiento académico ya que se mostrarán reacios a cualquier esfuerzo y con tendencia a dejarse llevar por ese desazón que están experimentando.

Del mismo modo, los adolescentes tienden a valorar mucho la opinión que los demás tienen de ellos mismos. La imagen y la estética empiezan a ser un componente primordial de la propia identidad y bienestar. Es decir, si no se ven bien «por fuera» no se sienten bien «por dentro». Y si no, ¿quién no ha visto al/la adolescente pasarse horas y horas delante del espejo cambiándose de ropa o haciéndose tal o cual cosa antes de salir con los amigos? ¿Cuánto tiempo dedican a hablar con los/as amigos/as sobre qué ponerse?

El adolescente experimenta una gran inseguridad sobre sí mismo (se siente extraño dentro del nuevo cuerpo que se está formando) debido a los cambios físicos que se están producienco. Todo esto le genera una gran preocupación respecto a su apariencia y atractivo que le lleva a dudar continuamente sobre si gustan o no a los demás.

Sus iguales (los cuales son su principal referente con el que se comparan) junto con esta inseguridad sobre sí mismos hacen el cóctel perfecto para mostrar comportamientos típicos de malestar, tristeza y descontento.

Conforme avanza la adolescencia el papel de los amigos adquiere mucho poder. Se produce una fuerte integración del adolescente en la subcultura de los amigos aceptando las normas, reglas, forma de vestir, etc. en un intento de separarse aún más de la familia. También comienza a aparecer un interés creciente en las relaciones de pareja y en mantener relaciones sexuales con otros chicos/as. La exploración, la experimentación y el interés en experiencias nuevas y de riesgo está muy presente en esta etapa.

Conforme avanzamos en los años adolescentes la inmediatez y experimentación de los primeros años da paso a establecer planes más a largo plazo. La imagen que se da, aunque sigue siendo relevante, empieza a dejar de ser prioritario para la identidad. Los intereses van cambiando y esa fuerte unión con sus iguales van dejando paso a otro tipo de intereses como la política y procesos sociales en general.

Cambios en el colegio

Paralelamente a todos los cambios que hemos comentado los padres suelen comentar que sus hijos bajan en el rendimiento académico al entrar en la adolescencia. Unido a todo lo comentado anteriormente se ecuentra el paso del colegio, donde existe un solo mestro, el día está estructurado, menos materia y exámentes,… a un instituto en el que hay varias clases y profesores, asignaturas nuevas, cambio de compañeros,… Todo ello puede provocar que el rendimiento disminuya y provoque frustración e irritabilidad en algunos chicos/as hasta que consiguen adpatarse a la nueva situación.

También se produce un aumento en la carga de trabajo escolar y en la exigencia de las asignaturas. Este incremento provoca en muchas ocasiones que los padres no puedan ayudar a sus hijos con el estudio. Esto puede hacer que los adolescentes no sientan apoyo por parte de sus padres en el aspecto académico.

Mitos en la adolescencia

Cuando hablamos de la adolescencia en muchas ocasiones «nos echamos las manos a la cabeza» porque por ella rondan una serie de ideas-mitos que nos hacen imaginar a los chicos/as como ogros a los cuales temer. Lejos de estas ideas está la realidad contrastada y avalada.

Por ello pasamos a comentar una serie de mitos que existen en torno a la adolescencia y que nos hacen «temblar» cuando nuestros hijos/as comienzan a precipitarse en ella:

El desarrollo del adolescente normal es turbulento

No hay ningún estudio que confirme esta creencia. De hecho está demostrado todo lo contrario. El 80 % de los adolescentes pasan este período de forma tranquila, se llevan bien con sus padres, les gusta estudiar y se interesan por los valores sociales y culturales.

La adolescencia es una etapa horrible

Si como padres o educadores tenemos este tipo de pensamientos, ¿qué tipo de mensaje le estamos mandado a nuestros hijos?

La adolescencia es una etapa más del desarrollo la cual supone cambios, retos, desafíos, preocupaciones,…los cuales hay que afrontar como en cualquier otra etapa de la vida.

Sustituye «la adolescencia es una etapa horrible» por «la adolescencia tiene retos que superaremos en familia».

La adolescencia es una etapa de descontrol emocional

Lo que está demostrado es que es una etapa de grandes cambios a todos los niveles lo cual lleva asociado períodos en los que su vida está gobernada por las emociones, que en algunas ocasiones son negativas. También está demostrado que el incremento de responsabilidades que supone el crecimiento provoca cierto rechazo en algunos adolescentes recelosos de aceptar y cumplir con las nuevas obligaciones que aparecen.

Los adolescentes son una bomba hormonal

Es un error pensar que todo lo que le pasa a un adolescente es fruto de los cambios hormonales. Sí es cierto que durante esta etapa se está produciendo un aumento en la cantidad de hormonas que producen y esto influye en la aparición de nuevas emociones que antes no habían experimentado. Pero no es cierto que lo que está detrás de todo esto sean las hormonas.

Lo realmente importante son los cambios cerebrales que se están produciendo en esta etapa que son los responsables de los vaivenes emocionales y de su pasar de la risa al llanto en segundos.

A los adolescentes no les importa lo que piensen sus padres

Sí les importa y mucho. Lo que parece ser cierto es que les cuesta reconocer este hecho. Necesitan la seguridad emocional que sus padres les pueden dar. Conforme pasa el tiempo tendrán más necesidad de buscar su independencia. Pero en este período les importa lo que pienses y necesitan saber que estáis ahí para cuando ellos lo necesiten.

El pensamiento de los adolescentes es irracional e infantil

Como ya hemos comentado uno de los cambios que se producen en este período es el paso del pensamiento concreto al pensamiento abstracto y flexible que permite, entre otras cosas, tener pensamientos hipotéticos, realizar proyecciones de futuro y tener un pensamiento moral que permite saber y diferenciar lo que está bien de lo que está mal.

La adolescencia es una etapa de transición y como todas la etapas transicionales del ciclo vital supone una crisis.

Es importante demotrar comprensión y empatía. Los adolescentes pueden mostrarse malhumorados, insoportables y conflictivos en ciertas ocasiones. No debemos olvidar todos los cambios a los que se enfrentan para no concluir rápidamente que «son lo peor».

Si eres padre o madre de un adolesncete date un tiempo para respirar y recordar todo lo que hemos comentado. Es importante mostrarles nuestro apoyo, establecer normas y límites claros, guiarles en la toma de decisiones y dejarles que también cometan errores (que les permitirán aprender). No olvides que aunque muestren rechazo hacia vosotros siguen necesitando más que nunca vuestro apoyo emocional.

febrero 2023
LMXJVSD
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728 
Recibirás nuestras últimas entradas y consejos sobre psicología

¡Prometemos que nunca enviamos spam o información comercial! Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más información.

Categorías

Gabinete de Psicología presencial y online
¿Dónde estamos?
  • C/San Vicente, nº 25, Herrera (Sevilla), 41567

  • De Lunes a Viernes de 10:00h a 14:00h y de 16:30h a 21:00h.
w
Contáctanos
  • Fco Javier Quiles 617 158 360
  • Maribel Quiles 693 910 531
  • Contactar por email (CLIC AQUÍ)
¡Síguenos en nuestras RRSS!

Centro Autorizado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, nº registro 38791.