BLOG

Psicosalud Herrera

¿Cómo combatir el estrés? 5 consejos prácticos.

por | May 3, 2022 | Psicología para el día a día | 0 Comentarios

Casi con toda seguridad es el estrés el término más referido en la sociedad que vivimos. Frases como «…esta vida es todo estrés«, «…mi médico me dijo que tenía estrés«, «...esto me ha salido del estrés«, «…mi trabajo es muy estresante», etc. son constantemente referidas.

Sin embargo son muchos los que dejan pasar por su cuerpo los efectos que el estrés ocasiona, reaccionando sólo cuando los niveles de estrés son más que perceptibles y nos ahogan. Mantener el estrés a raya se convierte hoy día en un objetivo prioritario. Por ello hemos querido recomendarte estos 5 consejos prácticos.

1. Identifica qué elementos están generando o aumentando tu estrés.

Lo primero que te recomendamos es que localices qué te está generando tu estrés. ¿Es tu tu trabajo, y concretamente algún aspecto del mismo?, ¿es la falta de tiempo personal para desarrollarte como persona?, ¿es tu proceso de preparación de oposiciones en el que estás inmerso?, ¿es tu situación económica?, ¿es el proceso de enfermedad en el que estás ahora mismo el causante de tu estrés?, etc.

Como ves son muchas las fuentes que pueden ser generadoras de tu estrés. Identifica que te está estresando, para comenzar a trabajar sobre los cambios de perspectiva que admita esa situación. Permítete adoptar puntos de vista diversos sobre la problemática en cuestión. Esto te ayudará a relativizar y afrontar la situación con una tensión menor.

2. Recursos para la desactivación fisiológica y emocional.

Como sabes el estrés, a través de su hormona el cortisol, va a producirte una serie de síntomas a nivel fisiológico y emocional, entre los que destacan: palpitaciones, diarrea, dolores de cabeza, dolores musculares, mayor presión arterial, alteraciones estomacales, irritabilidad, preocupación, impaciencia, comportamientos hostiles-agresivos, dificultad para concentrarse, disminución del rendimiento, , etc.

En Psicología existen toda una batería de técnicas para disminuir el exceso de activación que se produce como consecuencia del sometimiento del organismo a un proceso de estrés, entre los que recomendamos:

  • Respiración Diafragmática.
  • Relajación Muscular de Jacobson y Entrenamiento Autógeno de Shultz.
  • Imaginación Temática.
  • Mindfulnes.

Algunas de las técnicas mencionadas estén descritas en el post «¿Qué hacer para dormir mejor? Hábitos y Consejos». Adéntrate en la lectura de este post y conocerás cómo poner en práctica algunos de estos recursos.

3. Habilidades de Asertividad.

Entendemos por asertividad la habilidad para expresar libremente nuestras emociones, deseos, gustos, necesidades, … de una manera directa, clara, sencilla, sin agredir a otros y consentir que nos agredan.

La asertividad es una de las habilidades que más se relacionan con la prevención del estrés. En innumerosas ocasiones hemos escuchado a nuestros pacientes quejarse de el exceso de carga soportada por no saber decir que no a las peticiones de los demás, ya sean en sus entornos laborales, familiares y/o sociales. Relatan tener muchas dificultades para poner ciertos límites, por temor a no ser bien vistos e incluso rechazados.

En cambio la asertividad atrae una serie de ventajas, como:

  • Evitamos que otras personas puedan aprovecharse de nosotros, evitando que en el futuro nos pidan de nuevo algo que no queremos hacer o no nos corresponde.
  • Nos sentimos bien porque no tenemos que hacer algo que no queríamos hacer.
  • Conseguimos que los demás sepan cuáles son nuestros pensamientos y sentimientos.

¿Por qué tenemos derecho a no aceptar las peticiones que los demás nos hacen?. Aunque no te suene bien pero tienes derecho a ser el primero, anteponerte a los demás, y no por ello serás egoísta. En caso contrario los demás son más que tú, y nadie mejor que tu para conocer tus necesidades para poder satisfacerlas.

4. Rasgos de Personalidad y Estrés.

El modo de afrontar la vida, es decir, la personalidad, puede hacer que la persona sea más vulnerable al estrés y a la enfermedad, o por el contrario, puede protegerla de las consecuencias negativas de ésta. -Existen 3 tipos de personalidad relevantes en su relación con el estrés.

PERSONALIDAD TIPO A.

Este estilo de vida es considerado como un factor de riesgo coronario (doble probabilidad de sufrir un infarto). Los rasgos que definen este patrón son:

Cómo combatir el estrés. Consejos prácticos.
  • Control: fijación por tener el control sobre el medio que los rodea. En caso que el objetivo se vea amenazado automáticamente se dispara la respuesta de estrés.
  • Competitividad. Destacar sobre los demás es su objetivo, con la consiguiente sobrecarga que ello produce.
  • Prisa-impaciencia.
  • Sobrecarga laboral. La vida laboral es primordial en su sistema de valores. Toleran muy mal la inactividad. Además presentan dificultad para delegar funciones y tareas.
  • Alta responsabilidad.
  • Ira-hostilidad.

PERSONALIDAD TIPO C.

Estas personas son más vulnerables a las enfermedades de tipo infeccioso y al cáncer, al verse afectada la eficacia de su sistema inmunológico. Los rasgos que definen este patrón son:

  • Dependencia emocional: se desviven por su familia, se sacrifican -en exceso- por el bienestar de los suyos. Incluso ocultan signos de enfermedad para no preocupar a los demás.
  • No hacen frente a los conflictos con los demás: ceden a las exigencias antes que defender sus derechos, para no provocar conflictos.
  • Se esfuerzan en mantener un clima de armonía.
  • Pasividad ante las situaciones estresantes.

5. Evitar los casos «hipotéticos».

En muchas ocasiones nos estresamos pensando en las hipotéticas situaciones que se pueden dar, aún cuando no existen fundamentos poderosos para refrendarlos. Son los pensamientos que se ajustan al esquema «¿…y si ….?», «…mira que si…», etc. Estos pensamientos la mente los responde rotundamente con una «SÍ»; contempla la posibilidad que se den las situaciones planteadas. Sin embargo que exista la POSIBLIDAD no significa que sean PROBABLES que ocurran. De ahí la diferencia entre los términos POSIBILIDAD y PROBABILIDAD, así como las diferencias en la repercusión emocional que tienen.

Cómo combatir el estrés. Consejos prácticos.

Te sugerimos que cambies las afirmaciones del tipo «¿…y si…?» por «¿…de verdad es probable que…»?. A buen seguro muchas situaciones hipotetizadas quedarán sin evidencia alguna, y por ende, la carga emocional asociada a ella se verá reducida.

febrero 2023
LMXJVSD
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728 
Recibirás nuestras últimas entradas y consejos sobre psicología

¡Prometemos que nunca enviamos spam o información comercial! Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más información.

Categorías

Gabinete de Psicología presencial y online
¿Dónde estamos?
  • C/San Vicente, nº 25, Herrera (Sevilla), 41567

  • De Lunes a Viernes de 10:00h a 14:00h y de 16:30h a 21:00h.
w
Contáctanos
  • Fco Javier Quiles 617 158 360
  • Maribel Quiles 693 910 531
  • Contactar por email (CLIC AQUÍ)
¡Síguenos en nuestras RRSS!

Centro Autorizado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, nº registro 38791.