BLOG

Psicosalud Herrera

Sexualidad en la adolescencia. Un tabú en las familias.

por | Jul 19, 2021 | Psicología para el día a día | 0 Comentarios

Desde que los niños/as son pequeños existe un interés por su cuerpo. Esta curiosidad va en aumento y cambiando hasta que se despierta un interés mayor por la sexualidad en la adolescencia. Conforme crecen van cambiando no solo el tiempo que dedican a pensar en ello sino también la forma en la que piensan y cómo la entienden.

Se sabe que desde que los/as niños/as adquieren el lenguaje los padres pueden comenzar a tratar la sexualidad. Por supuesto siempre adaptado a su nivel de desarrollo. No existe una edad fija para empezar a tratar este tema. Lo realmente importante es el comportamiento y la actitud que mantienen los adultos de referencia. Es decir, el lenguaje no verbal que presentan los padres cuando tienen que responder a preguntas o comportamientos de sus hijos. Si lo padres muestran tranquilidad y naturalidad será captado por los hijos/as lo que provocará que expresen o no en el futuro las curiosidades o dudas respecto a este tema.

A lo largo del presente post tratamos de explicar los entresijos más importantes que rodean a la sexualidad en los niños y más concretamente, la sexualidad en la adolescencia. Resulta un tabú aún hoy día en las familias. Por ello es nuestro objetivo desentrañar las dudas que asaltan a los padres cuando sus hij@s llegan a esta etapa y aparecen preguntas que en algunas ocasiones resultan difíciles de responder.

¿Qué aspectos son importantes transmitir según la edad?

Educación Sexual

En los primeros años, en torno a las 2 o 3 años los niños comienzan a tocar sus genitales y a mostrar interés por ellos. En esta fase la manipulación es por descubrimiento y por puro placer. Es decir, tocan sus genitales no con una intencionalidad sino como una parte más de su cuerpo que empiezan a conocer. Es el comienzo del descubirmiento de su sexualidad. También empiezan a surgir algunas preguntas relacionadas con la llegada de los bebés al mundo, las diferencias entre niños y niñas, preguntas acerca del nacimiento de los bebés y de ellos mismos, etc.

Es en años posteriores, en torno a los 7-8 años cuando los niños comienzan a experimentar de forma más creciente y consciente las sensaciones agradables que puede generarle tocar ciertas zonas de su cuerpo. Empieza a aparecer un cierto conocimiento de lo que hacen y de lo que supone. Ante este hecho es muy importante la actitud que manifiesten los padres. Es decir, una actitud de desaprobación y de rechazo ante este comportamiento supondrá que los niños/as entiendan que «están haciendo algo malo y por tanto no deben hacerlo».

Si esta relación se mantiene en el tiempo el niño/a entenderá que no debe preguntar sobre este tema y buscará la información, exploración o experimentación de forma silenciosa o en otros referentes (es decir, las consultas en este caso pueden ser más o menos adecuadas y más o menos adaptadas a su edad).

Transmitir el concepto de intimidad y de respeto tanto hacia ellos como a los demás es una actitud esencial de cara a educar hacia una sexualidad sana.

Y en la adolescencia, ¿Qué ocurre?

Como ya hablamos en un post anterior sobre los cambios que ocurren en la adolescencia estamos ante una etapa en la que la comunicación entre padres e hijos suele complicarse. Sin embargo es una etapa en la que necesitan hablar y ser escuchados y aún más en el tema que nos ocupa en el presente post.

A los padres suele resultarles difícil entender que sus hijos/as pequeños están creciendo y están acercándose a la vida adulta con intereses distintos a los que tenían. En ciertas ocasiones suele aparecer en éstos creencias del tipo: «mi hijo/a no le interesa eso», «nunca me pregunta», «no le he visto hacer nunca nada», «a veces le he sacado el tema y me dice que no le interesa»,….

Como ser humano qué es la sexualidad forma parte del crecimiento y desarrollo humano por lo que a tu hijo/a si le interesa. Otra cosa bien distinta es que ha aprendido a estar callado/a, a no preguntar,… O ha podido percibir comportamientos en el contexto familiar que le han transmitido que ese interés no debe tenerlo, es negativo o es «cosa de adultos».

La mejor forma es tratar la sexualidad con naturalidad

En la adolescencia los niños y niñas están dejando atrás una forma de comportarse y se adentran en otra que puede resultar difícil de atravesar. Si no se abordan éstos y otros temas en el futuro puede generar miedos e inseguridades en los niños y provocar consecuencias que les acompañen el resto de sus vidas.

Desde que el niño/a llega al mundo es recomendable ir sembrando el camino de la educación sexual, es decir, no es aconsejable ni deseable para hijos y padres esperar a la adolescencia para tener «la conversación sobre sexo» (cuando en años anteriores no ase ha tratado el tema en ninguna ocasión).

En esta etapa comienzan a tener muchas preguntas sobre su cuerpo, los cambios que empiezan a vislumbrarse y surgen las comparaciones en relación a su cuerpo y emociones. Hablar con ellos de estos cambios que están apareciendo para que lo vivan de forma natural es una forma de transmitirle seguridad en este momento de revolución. También es muy importante hablar con ellos de sus emociones y de cómo se sienten respecto a su cuerpo, a su identidad, orientación sexual, etc.

El riesgo de las enfermedades de trasmisión sexual (ETS)

Es imprescindible hablarles de las enfermedades de transmisión sexual y del riesgo que suponen. Por ello es recomendable hacerlo siempre desde una postura abierta a la comunicación donde es conveniente informar: de los distintos métodos anticonceptivos, de las consecuencias de mantener relaciones sexuales de riesgo, del inicio de las primeras relaciones, etc.

Es importante que los padres trasladen la idea a sus hijos/as que las relaciones sexuales conllevan emociones profundas, que hay que ser responsables, respetuosos y selectivos en ellas.

Mantener una actitud comunicativa y de diálogo con los adolescentes resulta un aspecto esencial de cara a conseguir la confianza que todos los padres anhelan en esta etapa.

7 pautas a tener en cuenta para hablar sobre sexualidad

Pautas a tener en cuenta

Conocedores de la importancia de abordar el tema de la sexualidad de forma continua presentamos una serie de recomendaciones prácticas para padres y madres a tener en cuenta en la adolescencia:

1. Explicar conceptos básicos sobre las diferencias físicas en niños y niñas.

Durante la niñez los aspectos que más hay que trabajar desde casa es en base a las diferencias existentes y visibles entre niños y niñas. Es mucho mejor que lo hagamos nosotros con ellos, de una forma divertida a que lo descubran por sí mismos. Es recomendable hacerlo de una forma relajada y con naturalidad. Recuerda que los niños perciben mucha información a través del lenguaje no verbal que del verbal.

2. Mostrar una actitud abierta y comunicativa.

Aunque en la adolescencia parece que vuestros hijos/as pierden ese interés por comunicarse con vosotros no es del todo cierto. Necesitan seguir hablando pero «a su manera». Escuchándolos mucho, sin juzgar y emitir juicios. La comunicación comienza a ser más horizontal y va quedándose a un lado la verticalidad de la comunicación típica de los primeros años. Nuestros hijos/as necesitan información relacionada con la sexualidad. El creciente interés en este aspecto hace necesario que los padres/madres ofrezcan información real y contrastada, sin reticencias y favoreciendo el intercambio de preguntas.

3. Dejar a un lado los juicios.

Algo que en muchas ocasiones juega en contra de los padres y madres es que suelen tener sus propias ideas sobre la sexualidad y sus hijos/as, es decir, suelen tener una serie de prejuicios de lo que pueden o no pueden hacer. Es necesario, algunas veces, dar un paso atrás y dejar de lado los juicios sobre la sexualidad de los adolescentes, sobre sus ideas u orientación. Cuando hablamos con nuestros hijos sobre la sexualidad es para hacerlo de forma abierta, sin emitir un juicio duro y rígido.

4. Responder las dudas que presentan los adolescentes.

A lo largo de los años previos a la adolescencia (y como venimos repitiendo en líneas anteriores) es importante ir resolviendo dudas que aparezcan en torno a este tema:

  • Sobre como abordan los medios de comunicación el tema de la sexualidad (por ejemplo, como se trata la sexualidad en internet, en páginas pornográficas,….)
  • Consecuencias de mantener relaciones sexuales de forma irresponsable.
  • Uso de métodos anticonceptivos.
  • Implicación emocional en las relaciones sexuales.
  • Respeto hacia ti mismo y hacia los demás en las relaciones.
  • Sexualidad como algo íntimo.
  • Etc.

5. Utilizar el humor para introducir el tema.

Hay que reconocer que suele ser un tema que tanto a los niños como a los padres provoca cierta vergüenza, sobre todo si no se ha abordado con naturalidad y continuidad a lo largo del desarrollo de los niños/as. Por este motivo utilizar el humor o aprovechar un anuncio televisivo o cualquier otro comentario para introducir este tema y abrir una conversación con ellos.

6. No hacer monólogos

Lo recomendabe es establecer una conversación en la que se alterne adulto y adolescente, es decir, la opinión o ideas de éste también son importantes. Mantener una conversación fluida con preguntas y respuestas en un contexto tranquilo y lejos de juicios será el entorno adecuado para un aprendizaje asegurado.

7. No esperes «el momento perfecto».

Con esto nos referimos a que muchos padres y madres esperan tener una conversación «estrella» cuando sus hijos/as lleguen a la adolescencia. Y evidentemente este momento nunca llega, no saben a qué edad hacerla, en qué momento y de qué forma. En realidad la conversación sobre sexo o sexualidad no debe ser entendida como tal. Sino que es un tema que debe abordarse a lo largo de los años, poco a poco y adaptado al nivel de entendimiento de los niños/as. Cuanto más natural lo hagas y más relajado estés más fácil será todo. Recuerda que es un aspecto más del desarrollo de tus hijos/as. No es ni más ni menos que otros.

Lo fundamental en todo este proceso es que los padres sean sinceros, naturales y estén disponibles para hablar con sus hijos/as.

febrero 2023
LMXJVSD
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728 
Recibirás nuestras últimas entradas y consejos sobre psicología

¡Prometemos que nunca enviamos spam o información comercial! Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más información.

Categorías

Gabinete de Psicología presencial y online
¿Dónde estamos?
  • C/San Vicente, nº 25, Herrera (Sevilla), 41567

  • De Lunes a Viernes de 10:00h a 14:00h y de 16:30h a 21:00h.
w
Contáctanos
  • Fco Javier Quiles 617 158 360
  • Maribel Quiles 693 910 531
  • Contactar por email (CLIC AQUÍ)
¡Síguenos en nuestras RRSS!

Centro Autorizado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, nº registro 38791.