BLOG

Psicosalud Herrera

¿Cómo es el aprendizaje en niños? 10 pasos para enseñarlos a aprender con motivación

por | Oct 21, 2021 | Maribel Quiles | 0 Comentarios

Comúnmente se entiende que el aprendizaje de los niños/as está estrechamente relacionado (y depende de casi exclusivamente) con la capacidad intelectual que presentan y que genéticamente está determinada desde el nacimiento. Pero cabría poner en duda esta afirmación ya que la capacidad de aprendizaje de los niños/as depende de otros factores que ejercen una influencia casi tan importante como la propia genética.

Veamos a lo largo del presente post cuáles son esos factores y cómo podemos fomentar el aprendizaje para que éste se exprese en su máximo potencial para el que los niños/as están predispuestos.

Cómo aprenden los niño/as

experimentar para aprender

Los niños/as nacen con un potencial biológico determinado genéticamente que luego se expresará como resultado de la interacción de los factores biológicos y ambientales. Estamos diseñados y preparados para aprender («es algo que viene de fábrica») y para desarrollar el potencial en diferentes ámbitos. Que se consiga en mayor o menor medida depende de las oportunidades que se les ofrezcan a los niños/as especialmente en los primeros años (es cuando se producen mayor cantidad de conexiones neuronales que son las responsables del aprendizaje) para explorar y desarrollar ese potencial con el que cuentan.

En líneas anteriores hemos mencionado que el aprendizaje de los niños/as está relacionado con la cantidad de conexiones neuronales que se establecen en el cerebro de los niños/as. Explicado de forma sencilla sería algo similar a lo siguiente: si entendemos que las conexiones que se establecen entre una neurona y otra es algo parecido a una carretera, cuántas más carreteras se formen para llegar de una neurona a otra más alternativas tendremos para llegar de un punto a otro y por tanto más capacidad de adaptación para llegar a un punto si uno de los caminos falla.

Por lo tanto cuantas más conexiones entre neuronas se establezcan en el cerebro de los niños/as más capacidad de adaptación tendrán y más posibilidades para adaptarse a los cambios, más habilidades para resolver problemas o conflictos, etc. Que se establezcan más o menos conexiones depende tanto del potencial biológico determinado genéticamente como de las oportunidades que se le ofrezcan a los niños/as para explorar y expresar ese potencial.

Es la infancia la etapa del desarrollo más importante en el que el aprendizaje se adquiere con mayor facilidad. Si seguimos con el símil de la carretera entenderíamos que en la infancia las carreteras aún son jóvenes y no están firmes por lo que modificarlas y establecer unas mejores resulta más fácil que si las carreteras están muy asentadas y por lo tanto costaría más esfuerzo derribarlas y volver a construir otras nuevas.

Todos los niños/as tienen la capacidad para aprender pero es importante respetar sus ritmos y sus intereses explorando distintos métodos de aprendizaje en función de sus características.

Teniendo en cuenta todo lo comentado es importante preguntarnos, ¿qué cosas le interesan a los niños/as?. Si no hay interés la atención por aprender disminuye y por tanto el aprendizaje que se produce es muy reducido.

Si el conocimiento nuevo no despierta interés ni emoción en los niños/as la capacidad de impacto, de atención y de retención del nuevo aprendizaje es mínimo por lo que el aprendizaje sería insignificante.

10 pasos para enseñar a los niños/as a aprender

pasos para aprender

Estamos en continuo aprendizaje a lo largo de toda la vida. El aprendizaje conlleva la construcción de un nuevo contenido que se relaciona con el ya existente, por lo que el aprendizaje es un proceso continuo. El aprendizaje significativo requiere que el sujeto sea protagonista activo del mismo, es decir que participe en él.

En el caso de los niños/as en etapa escolar no se trata de que los niños/as pasen cuantas más horas mejor delante del libro sino que el tiempo que pasen sea lo más efectivo posible. Por lo tanto es necesario enseñar a aprender de una forma más eficaz para logar del aprendizaje un proceso efectivo y duradero.

Tradicionalmente aprender se ha asemejado a un acto pasivo de memorización y retención de contenidos sin sentido, sin interés y sin despertar emoción por éste. Por ello el aprendizaje resulta tan tedioso para los niños/as en ciertas ocasiones.

Para aprender y hacerlo de forma significativa requiere que se produzca un mínimo de procesamiento de la información para crear un nuevo contenido y la conexión con el aprendizaje previo. Esto solo es posible con la participación activa de los niños/as en el proceso de aprendizaje.

1. Ayúdale a planificarse.

Cualquier actividad de la vida cotidiana requiere de un mínimo de organización por lo que antes de comenzar a estudiar es fundamental que elabore cómo y cuándo hacerlo. Para organizar el estudio lo recomendable es empezar por el temario o tarea más difícil y continuar con las actividades más fáciles. De esta manera cuando los niños/as estén más cansados podrán dedicarse a aquello que requiera menos escuerzo. También podemos enseñarle a comenzar por una asignatura y no pasar a la siguiente hasta que no haya terminado, etc.

2. Crea un hábito de estudio.

Es importante crear un espacio donde el niño pueda estudiar de forma cómoda, que sea siempre el mismo lugar, establecer un horario para hacer sus tareas, con el material necesario, etc. Las rutinas son claves para generar hábitos. El objetivo es crear en los niños rutinas que dirijan a crear un buen hábito para el estudio.

3. Practica estrategias para mejorar la atención y concentración

Es importante crear un ambiente de concentración durante el tiempo de trabajo sin ruido, distracciones, gente, etc. Tanto la atención como la concentración se trabaja y se puede mejorar. Para ello podemos empezar con tiempos cortos de estudio, por ejemplo, 10 minutos (este tiempo varía en función de la edad) en los que deben estar centrados en la tarea seguido de un tiempo de descanso. Poco a poco este tiempo irá subiendo hasta lograr al menos una hora de trabajo.

4. Enséñale a hacer una lectura comprensiva.

Para poder aprender es necesario comprenderlo previamente. Antes de comenzar a aprender es importante que lea con detalle y comprenda lo que pone. Comprender no es solo leer sin sentido sino que supone estar activo y procesar la información.

5. Enséñale estrategias para mejorar el aprendizaje.

Existen una serie de estrategias que ayudan a los niños/as a que el proceso de aprendizaje resulte más fácil y significativo para ellos/as. Estrategias como son identificar la idea principal, subrayar, hacer resúmenes, esquemas, etc ayudan a procesar y sintetizar la información lo cual hace que estén activos en el proceso de aprendizaje.

6. Muéstrale estrategias para conectar la información, mapas de conceptos, esquemas, etc.

Estas estrategias ayudarán a los niños/as a conectar la información nueva con la que ya tienen. Esto hace que se mantengan activos en el proceso de aprendizaje y por tanto vayan creando nuevas conexiones y aprendizajes.

7. Fomenta el autoconocimientos del niño/a.

Para desarrollar al máximo el potencial de los niños/as es importante que ellos/as conozcan cual es su estilo de aprendizaje lo cual les ayudará a adaptar su modo de aprender al aprendizaje. Por lo tanto que los niños/as conozcan sus propias cualidades y puntos débiles les permitirá desarrollar unas técnicas de estudio y estrategias adecuadas al proceso de aprendizaje.

8. Fomenta el estudio diario.

Aprender requiere tiempo por lo que adquirir un conocimiento nuevo para que sea comprendido y asimilado necesita de un mínimo de tiempo.

9. Enséñale a autoevaluarse.

Autoevaluarse significa valorar su propio proceso de aprendizaje. Valorar de forma objetiva tanto el progreso conseguido y el esfuerzo realizado así como aquello que debe mejorar y lo que aún le queda por aprender.

10. Refuerza sus logros.

Aunque en último lugar pero no por ello menos importante es necesario que tanto padres/madres como maestros/as hagamos saber a los niños/as lo que han hecho bien y valoremos su esfuerzo. Cuando consigan superarse o alcancen determinadas metas es importante hacérselo saber.

Pautas a tener en cuenta en la escuela

Si tenemos en cuenta que el aprendizaje de los niños/as depende en gran medida de los contextos a los que están expuestos no podemos olvidar la escuela como contexto esencial en la vida de los menores. Y es en este contexto donde los profesores tienen un papel esencial en el aprendizaje de niños y niñas.

A continuación os dejamos una serie de orientaciones a tener en cuenta para favorecer un aprendizaje eficaz y significativo:

  • Favorecer la participación activa de los alumnos/as. Proporcionar actividades manuales como experimentos, proyectos, observaciones, etc. Promover la creación de debates y discusiones en clase así como actividades cooperativas. Dar la oportunidad de tomar sus propias decisiones de qué aprender y cómo hacerlo.
  • Promover la participación en la vida escolar. Crear situaciones para que los alumnos/as interactúen unos con otros, expresen sus opiniones y evalúen los argumentos de otros compañeros. Favorecer trabajos en grupo, lugares de trabajo grupal en las aulas, recursos compartidos, etc.
  • Trabajar con actividades significativas para los alumnos/as. El objetivo es crear actividades que los niños/as perciban como útiles en su vida cotidiana.
  • Relacionar conocimiento nuevo con conocimiento previo. Teniendo en cuenta que el nuevo conocimiento se crea en base a lo que ya se entiende y se cree, los maestros pueden solicitar a sus alumnos/as que realicen trabajos que los preparen para el nuevo conocimiento.
  • Enseñar estrategias eficaces para el aprendizaje. Los maestros/as en el discurro de las clases y actividades puede enseñar a usar estrategias efectivas como son entender, razonar, memorizar y resolver problemas que les ayuden en el aprendizaje. Por ejemplo, en la lectura de un texto pueden pueden mostrarle como subrayar y obtener ideas principales, formular hipótesis, obtener resultados y evaluarlos.
  • Favorecer la transferencia del aprendizaje. Es decir, ofrecer la posibilidad a los alumnos/as de aplicar lo aprendido a la vida cotidiana y real.
  • Comprender más que memorizar. Ejemplos de ellos son: pedir a los alumnos/as que expliquen un nuevo concepto con sus palabras, pedir ejemplos de aquello que están explicando, comparar con conceptos similares, etc.
  • Promover la autoevaluación. Se trata de que los alumnos/as aprendan a valorar sus propio aprendizaje, sus puntos fuertes y aquellos en los que deben mejorar.
  • Dar tiempo para practicar. Aprender es un proceso cognitivo complejo por lo que requiere tiempo para producirse y para fijarse como un aprendizaje significativo.

febrero 2023
LMXJVSD
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728 
Recibirás nuestras últimas entradas y consejos sobre psicología

¡Prometemos que nunca enviamos spam o información comercial! Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más información.

Categorías

Gabinete de Psicología presencial y online
¿Dónde estamos?
  • C/San Vicente, nº 25, Herrera (Sevilla), 41567

  • De Lunes a Viernes de 10:00h a 14:00h y de 16:30h a 21:00h.
w
Contáctanos
  • Fco Javier Quiles 617 158 360
  • Maribel Quiles 693 910 531
  • Contactar por email (CLIC AQUÍ)
¡Síguenos en nuestras RRSS!

Centro Autorizado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, nº registro 38791.